Radiofrecuencia facial: Qué es, beneficios y cuidados

La radiofrecuencia facial es un tratamiento no invasivo que elimina arrugas, tonifica el rostro y mejora marcas del acné. Aquí respondemos las dudas frecuentes.

Contenido

Radiofrecuencia facial: Qué es, beneficios y cuidados

La Radiofrecuencia Facial es un tratamiento no invasivo que logra reducir la flacidez, eliminar las arrugas y restaurar los niveles de colágeno y elastina, proteínas perdidas con el paso de los años.

Ya hemos conversado en blogs anteriores sobre tratamientos faciales para reafirmar y recuperar la flacidez del rostro como los hilos tensores, mascarillas faciales, o la aplicación de Profhilo. Todos estos se caracterizan por utilizar tecnología de punta para rejuvenecer y darle vitalidad a la piel.

Hoy te hablaremos sobre la radiofrecuencia facial, técnica que permite conseguir un efecto similar al lifting, pero sin cirugías ni agujas, y es uno de los tratamientos más demandados en los centros de estética. Aquí te contamos todo lo que tienes que saber sobre este tratamiento. 

¿Qué es la radiofrecuencia facial?

La radiofrecuencia facial, al igual que la radiofrecuencia corporal, es un procedimiento no invasivo que utiliza ondas electromagnéticas para penetrar las capas más profundas de la piel: dermis y epidermis. Por medio de la elevación de la temperatura, estas ondas estimulan la producción de colágeno y elastina, además de acelerar la renovación celular, por lo que la piel se vuelve más firme y gruesa con el tiempo.

Además de reducir la flacidez y las líneas de expresión, la radiofrecuencia facial también tiene un efecto tensor inmediato, mejora las marcas del acné, la rosácea e incluso la hiperpigmentación o manchas de la piel.

Este tratamiento es seguro y eficaz, y se recomienda a partir de los 30 años de edad, en principio, para personas que cuenten con buena salud, excepto embarazadas.

Preguntas frecuentes sobre radiofrecuencia facial

Radiofrecuencia facial: Qué es, beneficios y cuidados

¿La radiofrecuencia duele en la piel? 

El procedimiento de radiofrecuencia es un método seguro e indoloro para cada paciente, y sólo se percibe una leve sensación de calor en el área a tratar que invita a relajarse y disfrutar.

¿Cuántas sesiones son recomendables? 

Por lo general, se recomienda de 6 a 8 sesiones, una vez a la semana. Una vez finalizadas las primeras sesiones, se recomienda un protocolo de mantenimiento cada 15 días, y luego, una vez al mes.

¿Cuánto tiempo dura el efecto de la radiofrecuencia facial? 

En general, puedes ver sus efectos hasta 8 meses después de comenzar con el tratamiento. Sin embargo, este período varía según caso a caso. Asimismo, cabe destacar que también depende de las sesiones de mantenimiento que se realicen de forma posterior.

¿Cuánto tiempo dura cada sesión?

Depende de las zonas a tratar y de la intensidad del calor que varía según cada paciente. Por ejemplo, si deseas aplicar radiofrecuencia en todo el rostro, esta tiene una duración de 60 minutos, aproximadamente.

Cuidados previos y post tratamiento

Radiofrecuencia facial: Qué es, beneficios y cuidados

Antes de comenzar el tratamiento:

  • Es muy importante que mantengas una buena hidratación de la piel antes de cada sesión. Asimismo, en la ingesta de 2 litros de agua diarios.
  • Debes acudir sin maquillaje, aunque de igual forma, nuestras especialistas higienizan la piel de factores contaminantes.

Después del tratamiento:

  • Se recomienda evitar la exposición al sol directo, así como también a fuentes de calor como saunas o ejercicio intenso.
  • La/el paciente debe continuar hidratado la piel con productos recomendados por las especialistas.

Algunos efectos secundarios:

Si bien la radiofrecuencia se caracteriza por ser un procedimiento seguro para la piel, es posible que en algunos casos se presenten los siguientes efectos secundarios que son temporales, y no afectan las actividades diarias:

  • Enrojecimiento de la zona tratada.
  • Leve picazón.
  • Leve inflamación.

Contraindicaciones

Si te encuentras en alguna de las siguientes situaciones, es preferible que no comiences con el tratamiento, y debes informarlo en la cita de evaluación:

  • Embarazadas o en período de lactancia.
  • Afecciones como psoriasis, dermatitis o cualquier patología cutánea.
  • Prótesis o implantes metálicos.
  • Pacientes con marcapasos.
  • Si realizaste un peeling químico.
  • Si tienes antecedentes por mala cicatrización o queloides.
  • Cáncer, y/o tratamiento de quimioterapia.
  • Paciente bajo medicación con inmunosupresores.
  • Si aplicaste rellenos con ácido hialurónico, bótox o colágeno.

Consulta de Evaluación

Clínica de Medicina Estética y Antiage
Compartir este blog
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on telegram
Share on twitter
Share on pinterest