8 hábitos para evitar el envejecimiento prematuro

Te contamos 8 hábitos que debes incorporar en tu rutina para evitar el envejecimiento prematuro y cuidar de la salud de tu piel. ¡Toma nota de estos consejos !

Contenido

8 hábitos para evitar el envejecimiento prematuro de tu rostro

A partir de los 30 años, la piel comienza a tener cambios fisiológicos, los cuales pueden agravarse por factores como la exposición al sol, consumo de tabaco, contaminación atmosférica, falta de hidratación, entre otros, los cuales pueden contribuir a un envejecimiento prematuro.

A continuación, te contamos 8 hábitos que debes incorporar en tu día a día para evitar los signos de la edad:

1. Usa protector solar a diario

La exposición a la luz solar sin la debida protección es una de las causantes que más acelera el proceso de fotoenvejecimiento, además de provocar enfermedades graves como el cáncer de piel. 

  • Utiliza protector solar 50+ de forma diaria, aún cuando existen días grises, debido a que éste actúa como una barrera protectora contra los rayos UV, evita quemaduras e hidrata la piel. 

2. Alimentación equilibrada

La acumulación de toxinas y el consumo habitual de carbohidratos, productos procesados y grasas saturadas no sólo contribuyen al envejecimiento prematuro, sino que también pueden desencadenar acné, enfermedades de la piel y obesidad.

  • El consumo de vitaminas, fibras, proteínas y aceites esenciales presentes en alimentos como el pescado, frutos secos, aceite de oliva, yogurt natural, frutas y verduras, ayudarán a nuestro organismo a recuperar sustancias que se pierden con los años, manteniéndonos jóvenes y activas, además de regular nuestro metabolismo.

3. Piel limpia y nutrida

Incorpora en tu día a día rutinas de limpieza que incluyan cremas, sérum y productos hidratantes. Además, es importante que exfolies tu piel una vez a la semana, para mejorar la oxigenación y eliminar las impurezas y células muertas.

  • Antes de maquillarte, utiliza jabones neutros o geles purificantes. Luego, aplica cremas humectantes con protector solar. Por la noche, nunca te acuestes sin desmaquillar tu rostro y limpiarlo del polvo y la contaminación. Una vez limpio, utiliza un sérum o crema hidratante. 

4. Dos litros al día

Tanto para hidratar y oxigenar tu piel, como para asegurar el buen funcionamiento de los órganos internos, beber agua es indispensable para nuestro cuerpo. La falta de suficiente líquido genera deshidratación, generando y agravando la aparición de arrugas e imperfecciones en nuestra piel. 

  • Bebe 2 litros de agua al día. Si esto no te motiva, agrega ingredientes como rodajas de limón, pepino, jugo de naranjas o jengibre; o durante el día, toma infusiones de hierbas o jugos naturales. 

5. Evita el cigarro

La nicotina y los cientos de compuestos tóxicos que contienen los cigarrillos son perjudiciales para nuestra piel. Su consumo provoca radicales libres, los cuales degradan los niveles de oxígeno y colágeno en la piel, reduciendo la capacidad de las células de absorber los nutrientes. 

6. ¡Chao estrés!

Cuidar tu piel no significa sólo rutinas de belleza, sino que también está relacionada con nuestra salud mental. Una exposición constante a situaciones estresantes libera en nuestro organismo cortisol, hormona que disminuye el accionar de nuestro sistema inmune y provoca, entre otros problemas, el deterioro de la dermis y la aparición de arrugas. 

  • Es por esto que es recomendable dedicar al menos 30 minutos al día al ejercicio físico, así como también desarrollar actividades que disfrutes, meditar o salir a caminar para distraerte. 

7. Duerme más de 7 horas al día 

Un mal dormir acelera el proceso de envejecimiento, perjudicando el poder recuperación y regeneración del organismo frente a agresiones externas, como los daños en la barrera de la piel o la radiación UV. 

  • Antes de dormir, evita las pantallas. La luz azul de éstas impide la generación de los niveles naturales de melatonina, sustancia encargada de inducir el sueño. Asimismo, procura comer hasta 2 horas antes de dormir.

8. Usa antioxidante tópico

La vitamina C o ácido ascórbico actúa sobre la piel como un poderoso antioxidante y es capaz de evitar y revertir los daños ocasionados por los radicales libres atmosféricos, causantes de los signos de la edad. 

  • Es por esto que te recomendamos el sérum C E Ferulic, recomendado para piel seca, normal y sensible, contiene ingredientes que combinan la vitamina C y el ácido ferúlico, proporcionando una protección global y avanzada frente a los signos del envejecimiento.

Consulta de Evaluación

Clínica de Medicina Estética y Antiage
Compartir este blog
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on telegram
Share on twitter
Share on pinterest